Vínculos – Una comunicación clara puede impulsar nuestro éxito personal en la vida e incluso puede mejorar nuestra salud. A lo largo de nuestra historia, el arte de la comunicación ha asegurado la supervivencia y el desarrollo de nuestra especie.

Por Ornella Valenti (Italia)*

Siempre me han fascinado el lenguaje y la comunicación. Los estudios sugieren que los idiomas están de alguna manera asociados con nuestro yo más profundo, con nuestro trasfondo genético. Aunque todavía es un tema de intensa investigación, la capacidad de hablar y comunicarse son definitivamente dones de nuestra especie y favorecen nuestra vida diaria, así como las relaciones interpersonales, la transferencia de información entre pares y de conocimientos/experiencias a la descendencia. Sin embargo, todos hemos experimentado lo difícil que puede ser a veces la comunicación y con qué facilidad pueden surgir malentendidos. 

En 1981, el psicólogo alemán Friedemann Schulz von Thun elaboró ​​un modelo de comunicación al que denominó “modelo de los cuatro lados” (también conocido como “cuadrado de la comunicación” o “modelo de las cuatro orejas”). Este modelo, junto con varios otros, forma parte de la teoría de los actos de habla. Los cuatro lados del mensaje son: información fáctica, autorrevelación, relación social entre emisor y receptor, y deseo o anhelo. Este modelo refleja la estructura de múltiples capas de las expresiones humanas. En palabras simples, el modelo sugiere que cada mensaje contiene información objetiva, así como facetas relacionales que podrían revelar algo sobre el remitente, el receptor y la solicitud en cuestión.

Imagina que estás conduciendo un coche y el pasajero que está a tu lado dice: “Oye, el semáforo está en verde”. El conductor entenderá algo diferente, dependiendo del oído con el que lo escuche, y reaccionará de manera diferente. Tomemos uno por uno los cuatro lados de nuestro cuadrado. En el lado de la información, entenderá el “hecho” (“El semáforo está en verde”), pero también podría entenderlo como una directiva (“¡Vamos, conduce!”). En el lado “relacional”, podría escucharlo como una oferta de ayuda (“Quiero ayudarte”) o puede escuchar algo más detrás de ese mensaje, un deseo (“Tengo prisa”). En cualquiera de los casos, el pasajero revela parte de sí mismo, lo cual es algo “autorrevelador”. El mismo esquema se aplica a los remitentes y al mensaje que quieren entregar 1.

El lenguaje y la comunicación tienen sus sitios biológicos en áreas específicas del cerebro que gobiernan tanto los aspectos motores del lenguaje como la capacidad de interpretar y comprender el mensaje mismo.

La comunicación verbal se puede mejorar con algunos trucos y con experiencia. El remitente podría transmitir un mensaje más eficaz modulando el tono y la claridad de su voz, o la velocidad de expresión y utilizando el vocabulario adecuado. El lenguaje corporal también juega un papel primordial. Por otro lado, una comunicación eficaz depende igualmente de la capacidad de escuchar2. Siempre es una buena práctica hacer explícita la intención de un mensaje, si usted es el emisor, y preguntar a sus interlocutores qué escucharon y qué entendieron. Al mismo tiempo, el receptor también debe hacer preguntas específicas para obtener aclaraciones. Por ejemplo: “¿qué quieres decir?”; “entonces, ¿qué debo hacer?”; “¿cómo puedo ayudar?”; “déjame ver si entendí esto”.

Las buenas habilidades de comunicación dan forma a nuestras relaciones interpersonales, fortalecen nuestros vínculos y provienen del respeto y el aprecio mutuos. Una comunicación clara puede impulsar nuestro éxito personal en la vida e incluso puede mejorar nuestra salud. A lo largo de nuestra historia, el arte de la comunicación ha asegurado la supervivencia y el desarrollo de nuestra especie.

En resumen, ¡la comunicación efectiva es definitivamente una de las inversiones más divertidas y satisfactorias de la vida! •

(Un agradecimiento especial a la Dra. Elisabeth Reichel y a Dorotea Meisnerova por sus aportes y sugerencias).

* La autora trabaja como profesora asociada en el departamento de Neurofisiología y Neurofarmacología de la Universidad Médica de Viena.

*El artículo fue publicado originalmente en el blog internacional de ciencia Wonderverse

1. https://en.wikipedia.org/wiki/Four-sides_model

2. https://vivadifferences.com/diferencia-entre-comunicación-verbal-y-no-verbal-con-ejemplos/

https://www.seanews.co.uk/people/how-communication-impacts-our-relationships-and-mental-health/

Comunicación efectiva y relaciones interpersonales
Comparte en tus redes sociales

2 comentarios en «Comunicación efectiva y relaciones interpersonales»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba