El arte de retratar

Fotografía – Las vacaciones suponen viajes y momentos de desconexión de la rutina, de entornos nuevos, de paisajes diferentes. Y la fotografía, para capturarlo todo, es una tentación. Por eso aquí van algunos consejos para ajustar la cámara y conservar los retratos de la mejor manera, ya sea con herramientas más específicas o con el celular.

Por Leonardo Araya (Chile)

Con la aparición de los smartphones con cámaras, la fotografía pasó a ser mucho más masiva, más inmediata y mucho más liviana de llevar.

Una de las mayores virtudes de la fotografía con celulares inteligentes es que están a mano y no pesan nada. Aun así, por muchos megas que tenga tu equipo, el sensor que recoge la imagen es muy pequeño y si sacas fotos usando directamente tus aplicaciones de redes sociales, la calidad baja aún más. Pero acordemos que, definitivamente, es mucho más cómodo y simple que acarrear todo un equipo fotográfico.

Luz

Uno de los factores más importantes de la fotografía es la luz y, sí o sí, las mejores fotografías con luz natural se logran en la mañana o en la tarde. Todo esto tiene que ver con el ángulo con que llega la luz del sol. Cuando el sol aparece o desaparece en el horizonte, la luz que proyecta es mucho más puntual, como un foco, por el ángulo que ingresa respecto a la atmósfera. En cambio, a mediodía, la luz del sol ingresa perpendicular a la superficie y la atmósfera hace las veces de un gran difusor. Esto resulta en colores lavados, sombras y figuras más difusas. Algo parecido se genera entre el verano e invierno, donde también varía el ángulo de la luz del sol respecto a la superficie. Por eso, este verano, prefiere levantarte antes y lucirte con unas fotos llenas de detalles y vivos colores.

Composición

En pocas palabras, hablar de composición es referirse a las formas en que puedes organizar los objetos dentro de tu foto. Existen varias técnicas que pueden aplicarse por separado o conjuntas, pero todo parte de qué es lo que quieres mostrar y, más importante aún, qué quieres comunicar.

En general, las fotos centradas o muy equilibradas resultan más estáticas o rígidas. Podemos ver una referencia de ello en la foto de nuestro pasaporte, por ejemplo. En cambio, fotos con profundidad o dinamismo, se “leen” igual que un poema y puede requerir más de una vista.

Regla de los tercios

Dentro del concepto de composición, una de las reglas más populares es la de los tercios, que consiste en dividir la pantalla en tres columnas y tres filas. Los puntos de intersección de estos tercios definen cuatro puntos de interés humano donde podemos ubicar nuestro objeto principal.

De esta regla se desprende la recomendación de ubicar el horizonte de la foto en una de las líneas que separan las filas, si corresponde. Con esto, defines la importancia del cielo o el sustrato en fotos de paisajes, por ejemplo.

Regla de la mirada

Otra de las reglas de composición es la que se refiere a dejar espacio o aire delante de la mirada o sentido del objeto de la foto, dando una sensación de seguir la mirada o el espacio hacia donde se dirige el objeto.

Aislar el objeto

Cuando queremos dar énfasis a un objeto, podemos aislarlo o destacarlo de su entorno y así evitar distracciones. Además de buscar un enfoque que ayude a identificar el objeto, podemos también destacarlo con otros medios.

Uso de encuadres naturales

En fotografía podemos usar lo que tenemos a mano para ayudar a dirigir la mirada a lo que nos interesa: fierros, estructuras, ramas, etc.

En la primera foto, el marco usado para sacar un recuerdo de la visita al museo lo usé para rescatar a la fotógrafa del “ruido” urbano. En la siguiente, las ramas del árbol ayudan a dar énfasis a los líquenes naranjos y, en la tercera, la estructura metálica la aproveché para dirigir la mirada al muchacho.

Podemos encontrar un sinfín de recursos para componer fotos además de los que mencionamos en este artículo. El resto quedarán para otra oportunidad. Pero ya con algunas de estas indicaciones, seguramente podamos empezar a pulir nuestras capturas y obtener fotografías más detalladas.

Aun así, al aprender estas reglas de composición puede que nos pongamos un poco rígidos y capturemos fotos un poco planas o duras. Por eso les dejo ejemplos donde se han roto algunas reglas para darle poesía e interpretación al mensaje.

Foto movida

Da la sensación de notas emergiendo desde el piano mientras se interpreta. Cafetería Mariápolis Lía.

Foto a contra luz, sin detalles

Foto de un paseo a la precordillera de Santiago. Trabajo en Equipo.

Foto centrada

A pesar de estar centrada, la inclinación del rostro y su brazo con el teléfono le aporta el dinamismo. Una llamada importante.

Recomendaciones

  • Recuerda siempre contar con memoria y batería en tu teléfono.
  • Afirmar bien el equipo, sin tapar las lentes de la cámara.
  • Evita sacar fotos al mediodía.
  • Si no puedes evitarlo y vas a sacar grupos o retratos, apóyate en el flash, para que se vean los ojos (el flash del teléfono no tiene mucho alcance).
  • Fija el horizonte de tu foto en el tercio superior o en el tercio inferior.
  • Si haces un retrato de alguien que mira, preocúpate por dejar espacio delante de la mirada (aire). Lo mismo si va caminando, navegando, volando.
  • Aísla tu “punto de interés”.
  • Dale sentido o profundidad a tu foto. Apóyate en diagonales, encuadres, objetos impares.
  • Preocúpate de lo que hay atrás de tu objeto, ojo con los distractores o el contraluz.
  • Si sacas una instantánea, asegura una foto primero, después saca otras más elaboradas.
  • Súbete a algo (picado) o agáchate (contrapicado) para buscar otro enfoque.
  • En las selfies grupales, cabe más gente si levantas el teléfono (picado).
  • Saca fotos con la cámara del teléfono, no con la app de redes sociales.
  • Practica estas recomendaciones como entrenamiento, así se integrarán naturalmente a tu forma de fotografiar.
El arte de retratar
Comparte en tus redes sociales

One thought on “El arte de retratar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top