Todo tiende a la unidad

Atractivos de un carisma

por Sonia Vargas Andrade (Bolivia)

En 1997, en Bangkok, Tailandia, Chiara Lubich recibió el Doctorado Honoris Causa en Ciencias de las Comunicaciones Sociales, de la prestigiosa Universidad St. John’s. Tres años más tarde, se realizó en Castel Gandolfo, Italia, el Congreso “El Movimiento de los Focolares y los medios de comunicación social”1. Desde los primeros tiempos de su carisma y, sobre todo, después de su experiencia mística de 1949, Lubich tiene un horizonte de comprensión de la realidad claro y específico: la unidad, una suerte de caleidoscopio que se compone de la construcción de relaciones siempre nuevas, verdaderas y sinceras. Los medios de comunicación social y las nuevas tecnologías, más allá de sus luces y sombras, se presentan como instrumentos que, utilizados a partir de la construcción de relaciones fraternas y no egocéntricas, pueden contribuir a la construcción de la unidad:

Si echamos una rápida mirada a la situación actual de los medios de comunicación, no podemos ignorar que, junto al incesante desarrollo, pues cada día que pasa los hace más útiles y fascinantes, presentan una serie de nuevos y grandes problemas para la sociedad, las familias y las personas. Es, por lo tanto, un panorama de luces y sombras. Para citar solo algunas de ellas: la globalización, que homogeniza las culturas y sofoca las respectivas riquezas; el relativismo ético, que mezcla mensajes importantes con otros superficiales o tendenciosos; la espectacularización de la existencia, que instrumentaliza el sufrimiento y la vida privada; el excesivo clima de competición dentro de las estructuras productoras de los medios de comunicación; la intromisión excesiva en la vida de la gente… ¿Cómo usar los medios sin ser manipulados por ellos? Luces y sombras, decía… Los medios de comunicación, hoy, o son recibidos sin capacidad de crítica, o son desaprobados por la falta de moral, por la violencia, por la superficialidad que proponen, o son sobrestimados como infalibles instrumentos de poder, casi nuevos ídolos de una humanidad sin otras certezas. Nosotros sabemos que son simples medios, pero queremos apreciar todo “su enorme potencial latente”, según una acertada expresión del Papa2, queremos e invitamos a todos a hacer un buen uso de ellos, fiel al mensaje profético que contienen. Este mensaje dice: “unidad”. Y aquí, quisiera elevar un gran agradecimiento a Dios por el modo con que está presente, incluso en estos modernos descubrimientos y en las nuevas tecnologías, por el modo como Él conduce la historia. En efecto, precisamente hoy, la humanidad parece vagar en la oscuridad, después de la caída de fuertes ideologías y la ofuscación de muchos valores y, por otra parte, precisamente ahora en que se aspira a un mundo más unido, se reclama la fraternidad universal, precisamente ahora tenemos en las manos estos poderosos medios de comunicación, un signo de los tiempos que dice “unidad”. Y en todo esto, ¿no está presente la mano de Dios? El apóstol Pablo, el primer cristiano que en una cultura hostil tuvo el valor de hacerse, por decir así, medio de comunicación del mensaje de Cristo, si viviera hoy, sin duda los usaría. En Atenas, tomó la palabra en medio del Areópago (cf. Hch 17, 22), que de alguna manera era la televisión de la época. “Los medios de comunicación social –dijo Juan Pablo II– son, realmente, el nuevo ‘areópago’ del mundo de hoy. Un gran foro que, cuando cumple bien su papel, permite el intercambio de información veraz, de ideas constructivas y sanos valores, creando así la comunidad. (…) La comunicación social tiene la tarea de unir a las personas y de enriquecer su vida”3.

1. Lubich, Ch. El Movimiento de los Focolares y los medios de comunicación social, Castel Gandolfo, 02/06/2000.

2. Juan Pablo II, “La Traccia” 2 (1998), p. 159.

3. Ibid., Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, en L’Osservatore Romano, edición en español del 06/02/1998, p. 9.

Todo tiende a la unidad
Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba