Correo de lectores

Testimonio

La casa para Tiziano y la Providencia

Qué lindo haber visto publicado el testimonio de los Chicos por un Mundo Unido de General Rodríguez-Luján (Buenos Aires), del que participamos quienes conformamos el grupo de las Amas de la Casa, nacido también desde la espiritualidad de Chiara Lubich.

Las Amas de Casa acompañamos con cariño y en profunda unidad a los Chicos por un Mundo Unido. Ellos caminan las barriadas humildes, relevando necesidades y haciendo de puente para que a esas familias también llegue el amor de Dios, a través de los hermanos. Son la semilla que crece en medio de un bosque muy árido, con mucha necesidad de Dios.

Al “caminar” junto a ellos, encontramos la posibilidad de seguir canalizando la pasión que sentimos por estar “en salida”. Nosotras no podemos ir, estar allí, pero –uniéndonos a los chicos– podemos ser instrumentos para cubrir necesidades de los hermanos, escuchando el grito de la humanidad, concretando lo que Chiara nos dijo siempre.

Nosotras nos sumamos a lo que ellos hacen, siempre confiando en la Divina Providencia. En nuestros corazones está el proyecto de compra de las chapas para el techo de la casa de Tiziano.

Ante tantas dificultades, una de nosotras expresó el sentimiento de todas: ¡preocupación! ¿Cómo haríamos, con la situación económica que nos desborda a todas, para cubrir tanta necesidad?

En ese momento, llega la invitación al Congreso de Chicos por un Mundo Unido, en la Mariápolis Lía, que será en septiembre. Para ellos, que viven la pobreza, resulta imposible cubrir el costo. Nosotras sentíamos la importancia de su participación. Pero ¿cómo hacer? Enseguida nos vino al corazón la frase: “Marta, Marta, ¿de qué te preocupas?” (cf. Lc 10, 41).

Dijimos: ¡una cosa a la vez! Primero, rezar y confiar en la Divina Providencia. Dios nos regala una oportunidad maravillosa para amar.

¿Podremos? ¡¡Sí!! Aunque sea con la moneda de la viuda, con ella atraeremos a la Divina Providencia.

Así nos lanzamos. Abrimos el juego y nos fue llegando dinero. Pero solo cubríamos los gastos equivalentes al viaje de algunos de los chicos. “Si juntamos para todos, van. Si no, es mejor que no”. ¿Cómo elegir quién sí y quién no?

Entonces llegó el mensaje de una amiga que comparte el Ideal de Chiara: “Puedo cooperar para que siete jóvenes vayan al encuentro, es una profunda paz para mi corazón”.

Una de nosotras dijo: “Era difícil la Providencia este año para los chicos. Pero el de arriba tiene otra visión”.

Y en otro mensajito: “¡Qué impresión! ¿Viste que Dios sueña más alto?”

Aún estamos con el corazón temblando de emoción. Él se encarga de todo. ¡Y siempre nos ama más!

Grupo de Amas de Casa de Buenos Aires

Online

La nueva revista

Estuve leyendo Ciudad Nueva desde la web… me gustó mucho. Muy interesante la nueva apertura y perspectiva de la revista. Me taparon la boca. Es un regalo.

Liliana

Revista internacional

¡Qué linda variedad!

Desde hace un tiempo estoy viviendo en Europa, y para mí era una incógnita entender cómo seguir ligado a Ciudad Nueva. La posibilidad de leer la revista de manera online realmente me permite seguir nutriéndome de sus contenidos. Y quiero felicitar a toda la redacción por la edición de agosto. ¡Muy buena! Me encanta que haya firmas de todos los países del Cono Sur.

¡Saludos desde el Viejo Continente!

C.M.

Pueblos originarios

Un valioso aporte

Quería agradecer por el último número de la revista, “Reconocer las raíces”. Ahondar en temas sensibles con el aporte valioso de distintas personas nos aporta una mirada seria, desde el conocimiento, que ayuda a derribar las barreras del miedo y los prejuicios. Particularmente, en esta revista aprendí sobre las raíces culturales de los pueblos originarios de nuestra Latinoamérica. No conocía la cantidad de pueblos que habitan en Paraguay y sus diferentes orígenes.

Carolina Z.

¡Felicitaciones!

Cuán necesario es reconocer las raíces para cuidar la vida en su diversidad cultural. ¡Enorme desafío, si los hay! Muy buen número.

Vicky O.

Dar visibilidad

Me gusta que surjan este tipo de notas vinculadas con los pueblos originarios. Que les den ese espacio y esa cobertura, porque es un tema que necesita mayor visibilidad en la sociedad. Es muy importante conocer sobre las realidades de los pueblos indígenas.

Nicolás L.

Pluralidad

Bellas raíces

Celebro la última edición polifónica, que lleva el tinte de varias naciones de un mismo continente. Me descargué el PDF correspondiente desde www.revistaciudadnueva.online, para disfrutarla de a poco.

Gracias a Dorita por su viñeta. Belén Cuevas me abrió los ojos trayendo al inmortal Clemente Juliuz. Santiago Mampel logró captar el espíritu de esa rambla impar de Montevideo, y el físico-poeta Gabriel Ferrero hizo un paralelismo cuántico de la “bella tristeza beat” del inolvidable Eduardo Mateo.

Bellas raíces nos aporta Ciudad Nueva.

Q.F.

Correo de lectores
Comparte en tus redes sociales

2 comentarios en «Correo de lectores»

  1. QUERIDOS HERMANOS DE CIUDAD NUEVA:
    HAGO TODO EL ESFUERZO POR LEER LA REVISTA POR INTERNET. PORQUE ME GUSTA MUCHO, LOS TEMAS SIEMPRE ME INTERESAN Y ME ENRIQUECEN Y SOY SUSCRIPTORA DESDE HACE 40 AÑOS. PERO LES CONFIESO QUE ME RESULTA MUY DIFÍCIL. MIS OJITOS NO RESISTEN MUCHO TIEMPO EN LA COMPU. MENOS EN EL CELU.
    PARA MI ERA FÁCIL LA REVISTA IMPRESA. LA EXTRAÑO.
    QUE DIOS BENDIGA EL APOSTOLADO QUE REALIZAN.

  2. Siempre he sido partidario de la tecnologia, a pesar de los cambio que nos impuso la pandemia creo que uno de las grandes perdidas es sin dudas para mi la comunicacion, siento que a pesar de tener e-mail, whatsapp, zoom y varias plataforma de comunicacion nos estamos perdiendo la costumbre de interactuar, teniendo en cuenta que estos es lo que a muchos nos cautivo en los primeras epocas del movimineto hoy noto que poco a poco nos vamos distanciando, siento como una perdida muy grande no poder contar con la revista, entrar a internet no es lo mismo. Espero que a futuro reveamos las formas y podamos manterer el contacto. muchas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba